Los reflejos del recién nacido ¿Qué son?, ¿Para qué sirven? y ¿Qué información nos proporcionan?

bebe cogiendo dedo

¿Qué son los reflejos?

Los reflejos son reacciones automáticas desencadenadas por estímulos. En los adultos el reflejo o respuesta automática más conocida es la de la extensión de la pierna cuando se golpea la rodilla, o cerrar los ojos ante un objeto extraño que aparece bruscamente ante ellos.

¿Para qué sirven los reflejos?

La misión de los reflejos es la de protegernos, favoreciendo la adaptación al ambiente.

Cuando los niños nacen, e incluso ya durante su vida en la barriga de mamá, están provistos de una serie de conductas automáticas, de reflejos. La mayoría de ellos provienen de un pasado biológico muy remoto y estarán con ellos durante algunos meses, como en el caso del reflejo plantar, otros reflejos nos acompañarán a lo largo de la vida, como el reflejo a la luz, que protege nuestros ojos ante cambios bruscos de iluminación.

¿Qué información nos proporcionan los reflejos?

Los reflejos son importantes porque nos ofrecen mucha información sobre el estado neurológico del niño.

Cuando un reflejo no aparece en el momento que cabe esperarlo nos está indicando que puede existir una lesión neurológica o patología y ,del mismo modo, si el reflejo persiste durante más tiempo de lo normal, porque a medida que el sistema nervioso madura, las respuestas van siendo menos automáticas, y los reflejos se incluyen en patrones motores más complejos, para ir dando paso a la psicomotricidad voluntaria.

Tipos de reflejos.

Existe una larga lista de reflejos en el recién nacido, veamos algunos de los más significativos:

  • Reflejo de succión y deglución: Si introducimos un dedo o una tetina (o cualquier objeto) entre los labios del bebé lo agarrará con sus labios, succionará y deglutirá. Está presente en los bebés prematuros, aumenta hasta los tres meses de vida y empieza a disminuir a los 6 meses. Este reflejo es muy importante, va ligado a la supervivencia del recién nacido y si no aparece tendrá que ser alimentado por sonda.
  • Reflejo de los puntos cardinales o de búsqueda: si estimulamos las comisuras de los labios, el niño busca, girando la cabeza en dirección hacia donde se produce el estímulo, moviendo la cabeza, los labios y la lengua hacia delante, está buscando el pezón de su mamá. Este reflejo es precoz y lo podemos encontrar en la vida fetal.
  • Reflejo nasoparpebral: si golpeamos el puente de la nariz con un dedo el recién nacido cerrará inmediatamente los párpados.
  • Reflejo a la luz: aplicando una luz intensa y de forma brusca sobre los ojos del niño los cerrará, y si ya estaban cerrados el cierre se acentúa. Este reflejo se ha llegado a observar en fetos de 24 semanas.
  • Reflejo de prensión o agarre: si hacemos presión con el dedo sobre la palma de la mano del recién nacido lo agarrará. No nos está cogiendo el dedo como signo de afecto, como muchos piensan, sino que es una reacción automática (se lo agarrará a cualquiera que se la provoque).  Este reflejo se puede observar en prematuros de 28 semanas, por eso lo pudimos verlo en una fotografía en la que el niño (feto aún) agarraba la mano del cirujano que lo operaba dentro de la barriguita de su mamá. Desaparecerá a los 2 o 3 meses de vida.
  • Reflejo de prensión del pie o plantar: es igual al anterior referido al pie. Como el reflejo de agarre lo podemos observar en prematuros de 28 semanas y desaparece a los 10 meses, acentuándose al comienzo de la deambulación.
  • Reflejo de Babinski: al estimular el dorso exterior del pie se observa como el bebé extiende los dedos. Se aprecia desde el nacimiento y puede estar presente hasta los 2 años.
  • Reflejo de Moro: Cuando el niño nota que pierde la base que lo sujeta tiene una reacción de abrir los brazos y extender el tronco. Este reflejo ya es completo a las 32 semanas de gestación y desaparece sobre los 4 meses.
  • Marcha automática: Si ponemos al niño de pie y hacemos presión sobre su planta, el niño caminará. Se observa desde el nacimiento y empieza a desaparecer después del primer mes de vida.
  • Reflejo tónicoasimétrico del cuello: colocado en bebé boca arriba con la cabeza hacia un lado podemos observar como el brazo y la pierna del mismo lado se extienden, mientras que se flexionan la del lado contrario, asemejando la postura de un esgrimista o espadachín.

Y como una imagen vale más que mil palabras, os propongo un video cortito en el que podréis ver algunos de estos reflejos.

También te puede interesar:

Test de Apgar

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s